Noticias

Muere a los 83 años la pionera y protectora del Jazz Sandra Jaffe


Agencia AJN.- Sandra Jaffe, una mujer de origen judía que, junto con su marido, dirigió uno de los clubes de jazz más célebres de Nueva Orleans durante décadas e integró el club antes de que terminara la segregación, murió el mes pasado a los 83 años.

Jaffe y su marido, Allan, fueron considerados pioneros y protectores del jazz en la ciudad que dio origen al género, a pesar de haber llegado a la ciudad desde Filadelfia cuando el estilo musical se veía amenazado por formas más nuevas como el rock and roll. Su club, el Preservation Hall, acogió a célebres músicos de jazz. La Preservation Hall Jazz Band, la banda de gira del club, ha grabado con grandes artistas como Pete Seeger, Tom Waits y Louis Armstrong.

«No hay duda de que el Preservation Hall salvó el jazz de Nueva Orleans», dijo a Vanity Fair en 2011 George Wein, un influyente promotor de jazz fallecido a principios de este año, sobre el club.

Jaffe nació como Sandra Smolen en Filadelfia en 1938, de padres de origen judío que emigraron a Estados Unidos desde Ucrania. Se graduó en el Harcum College en 1938 y se casó con Allan Jaffe en 1960. De regreso de su luna de miel en México, la pareja se detuvo en Nueva Orleans, donde entró en una galería de arte para escuchar a un grupo que tocaba jazz. La pareja quedó fascinada por la música y decidió quedarse unos días más para volver a escuchar al grupo.

«En el camino de vuelta a Filadelfia, se detuvieron en Nueva Orleans y, como otros antes y después, se vieron arrastrados por la belleza, el romance, la emoción, el misterio, la libertad, la historia, los negocios inestables y el encanto de la ciudad», escribieron los hijos de los Jaffes en una nota necrológica publicada en el sitio web del Preservation Hall.

Cuando visitaron la galería unos días más tarde, el propietario, Larry Borenstein, dijo a la pareja que iba a trasladar la galería a la puerta de al lado y les ofreció el espacio por 400 dólares al mes. A pesar de no tener experiencia en la gestión de un club -y de que los padres de Sandra esperaban que la pareja volviera a Filadelfia-, decidieron alquilar el espacio y abrieron Preservation Hall en 1961.

«No vinimos a Nueva Orleans para montar un negocio, ni para tener el Preservation Hall, ni para salvar la música», dijo Sandra a Vanity Fair en 2011. «Sólo vinimos a escucharla».

Tras sacar adelante el club juntos, los Jaffes tuvieron su primer hijo, Russell, en 1969, tras lo cual Sandra dejó de trabajar. No volvería a trabajar en el club hasta 1987, cuando Allan murió de melanoma a los 51 años. Su segundo hijo, Ben, volvió a trabajar en el club tras graduarse en la universidad en 1993.

Durante las décadas transcurridas desde la creación de la sala, innumerables lugareños y turistas acudieron al pequeño local para escuchar a un elenco de músicos que va rotando. Los asistentes a los conciertos hacen cola en el exterior para hacerse con uno de los asientos del rústico interior, donde los músicos y el público comparten una intimidad más parecida a la de una sala de estar que a la de una sala de espectáculos.

Los niños se sientan en el suelo justo delante de los músicos, que alternan la interpretación de la música con la narración de historias de jazz o la respuesta a las preguntas del público. Las paredes de yeso, los suelos de madera desgastados y los cuadros aleatorios contribuyen a crear un ambiente sencillo y sano, que contrasta con el ambiente de la calle Bourbon, donde se sirven daiquiris y se encienden luces de neón.

Según la nota necrológica publicada en el sitio web del Preservation Hall, el club fue la primera sala integrada de Nueva Orleans, desafiando las leyes de Jim Crow aún vigentes antes de la aprobación de la Ley de Derechos Civiles de 1964.

En declaraciones al Crescent Jewish Times, un periódico judío local de Nueva Orleans, sobre su participación en un Shabat local del Jazz Fest en 2015, Ben Jaffe dijo que su madre veía la música como una forma de unir a las comunidades y que sus padres, ambos procedentes de comunidades judías observantes, valoraban la continuación de las tradiciones judías.

«En muchos sentidos es una continuación de la visión de mis padres de unificar comunidades a través de la música», dijo.

Ben recuerda su bar mitzvah en una de las sinagogas locales como «uno de los bar mitzvahs más diversos a los que se ha asistido en los servicios de Nueva Orleans» debido a todos los músicos de jazz que asistieron.

«Pasamos mucho tiempo en las iglesias tocando para diferentes funciones», dijo Ben Jaffe al Baltimore Jewish Times en 2013. «Creo que en Nueva Orleans, fue simplemente una extensión natural de la judeidad [de mis padres] [al involucrarse] en la comunidad afroamericana».

Al igual que otros locales musicales de Nueva Orleans, el Preservation Hall fue cerrado a causa de la pandemia de coronavirus. Volvió a abrir en junio, pero ahora ha vuelto a cerrar por unos días en medio de un resurgimiento del virus en todo el país.

Sandra Jaffe estuvo presente en la reapertura de junio, abrazando a los músicos locales que se presentaron a tocar.

Fuente: Times of Israel.





Source link

Request your prayer!