Noticias

la tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus tiene una efectividad de al menos diez meses


Agencia AJN.- Aproximadamente el 14% de los adultos que se han recuperado del coronavirus presentan síntomas a largo plazo tras su recuperación, según informaron las fuentes de Israel Hayom.

Entre los síntomas más comunes están la dificultad para concentrarse, los dolores musculares, la debilidad y la pérdida del gusto y el olfato.

Una nueva investigación de Leumit Health Care Services examinó a 714 pacientes adultos (mayores de 18 años) recuperados del coronavirus, que fueron elegidos entre los 80.000 miembros de Leumit que se habían recuperado del COVID-19. Los pacientes respondieron a una encuesta telefónica que se realizó al menos 12 semanas después de su recuperación del virus.

La investigación no incluyó un grupo de control de personas no infectadas por el coronavirus. Se presentará esta semana en la primera Conferencia de Investigación e Innovación de Leumit, añadió Israel Hayom.

La investigación mostró que el 10% de las personas recuperadas del coronavirus declararon tener dificultades con la memoria o la concentración, mientras que el 8,5% declararon tener dolores musculares, el 7,6% declararon tener debilidad muscular, el 6% declararon no tener todavía el sentido del olfato o del gusto, y el 3,8% declararon sufrir dolores de cabeza.

La frecuencia de la mayoría de los síntomas disminuyó seis meses después de la recuperación del coronavirus, pero hubo síntomas que siguieron afectando a los pacientes recuperados con gran frecuencia: el 9,2% dijo tener dificultades de concentración o memoria, el 7,8% informó de dolores musculares y el 6,6% de debilidad muscular. Estas cifras se mantuvieron similares entre los pacientes recién recuperados y los que no lo estaban.

También se descubrió que el número de síntomas que continuaban durante más de seis meses era mayor en los pacientes que sufrían fiebre o dolores musculares durante la propia enfermedad. Al mismo tiempo, se comprobó que la edad de un adulto y el hecho de haber sido hospitalizado no estaban correlacionados con la posibilidad de padecer COVID de larga duración.

El Dr. Ilan Green, Jefe del Departamento de Medicina de Familia de los Servicios de Salud de Leumit e investigador principal, dijo: «En un amplio muestreo de la comunidad de personas recuperadas en Israel, las quejas más comunes fueron los trastornos de la memoria y la concentración, y los dolores musculares, algo similar a lo descrito en otros proyectos de todo el mundo. La pérdida del gusto y el olfato durante la enfermedad aguda es un indicio de la entrada del virus en el sistema nervioso, y eleva la posibilidad de que se produzcan daños en la memoria y la concentración a largo plazo.»

«El COVID largo es un síndrome multisistémico que se refiere al periodo que comienza 12 semanas después de la enfermedad aguda. La información en la literatura es muy inicial, y muestra que aproximadamente el 10% de los recuperados sufrirán al menos un síntoma durante este período. El número de síntomas que se presentan cambia, y falta información sobre los síntomas que se mantienen durante más de seis meses, y sobre qué poblaciones tienen mayor riesgo de verse afectadas a largo plazo.»





Source link

Request your prayer!