Noticias

La importancia del activismo de los judíos de la Diáspora contra el antisemitismo


Soy un ciudadano judío de España: un judío sionista orgulloso. Sostengo que es obligación moral de los judíos que viven en la diáspora apoyar activamente al Estado judío desde nuestros respectivos países, dedicando tiempo, esfuerzo, recursos y energía para este objetivo, e incluso transmitir esa responsabilidad a nuestros hijos. España tiene una historia rica y complicada con el pueblo judío. También tiene una de las relaciones menos desarrolladas con el Estado de Israel, ya que no estableció relaciones diplomáticas hasta 1986, incluso después de Egipto. España dispone de una comunidad judía relativamente pequeña, recientemente restablecida.

Las comunidades judías españolas son entusiastas partidarias de Israel; sin embargo, probablemente no sean tan visibles como otras comunidades en Europa. Nuestra generación más joven insiste en normalizar la vida judía en España, y hacer más pública y notoria la defensa del único Estado judío del mundo.

Para que eso sea eficaz, es necesario comprender las diversas funciones y responsabilidades que deben desempeñar las diferentes instituciones y organizaciones. Los diplomáticos israelíes representan al Estado de Israel, pero su alcance de actividades es limitado como funcionarios de un país extranjero. Los directores de las comunidades judías gozan de la legitimidad representativa frente a las autoridades locales, pero deben seguir siendo “institucionales”, y los múltiples intereses de las comunidades atan sus manos respecto al activismo político y la capacidad de expresar opiniones. 

En España, el odio contra Israel ha ido ganando mucha fuerza en los últimos años. Hace siete años surgió una nueva amenaza cuando un grupo de extrema izquierda, Podemos, financiado por Irán, alcanzó la representación y el control de los gobiernos municipales y regionales en el país. Los líderes de ese partido eran conocidos activistas del BDS. Inmediatamente se movieron para canalizar millones de fondos públicos a grupos y actividades hostiles a Israel, y para declarar oficialmente grandes áreas del país “Libres del Apartheid israelí”. Es decir, hostil a los israelíes, excluyendo a los judíos locales que no estén dispuestos a denunciar a Israel. 

Una forma de lidiar contra ese odioso intento de excluir a los judíos / activistas pro-Israel de la vida social y económica ha sido buscar la protección del Estado de Derecho y los tribunales de justicia de nuestra democracia, con casos contra el boicot antisemita promovidos desde gobiernos locales. Eso es lo que nosotros en ACOM, una organización independiente no partidista, hemos hecho y seguimos haciendo. Hasta ahora, hemos liderado 80 casos contra los boicots antisemitas de los gobiernos locales, y no hemos perdido ninguno. Este es un gran ejemplo de la importancia de que los judíos de la diáspora defiendan lo que es correcto, algo que no podrían haber hecho los líderes de la comunidad institucional o los funcionarios diplomáticos israelíes. 

Es crucial, ahora más que nunca, que los judíos españoles actúen contra la difamación y ataques que sufren Israel, sus empresas y sus ciudadanos en nuestro país. A estos partidos que odian a los judíos, que forman parte del gobierno nacional (con cinco ministros en el gabinete actual), y a sus intentos de intentos de boicotear tanto a judíos israelíes y locales por igual, es necesario desafiarlos, no apaciguarlos. De tal modo, protegemos el propio bienestar de España. Los actos de tal autodenominados «antisionistas» sólo reflejan que realmente son unos impostores antisemitas.

A pesar de los grandes esfuerzos diplomáticos de Israel, los números están en contra, con tantos antisionistas en todo el mundo, y el consiguiente aumento del antisemitismo. Los judíos de la diáspora pueden cambiar las reglas del juego en esta lucha. Es importante para nosotros como judíos entender que si apoyamos la deslegitimación de Israel, estamos apoyando la deslegitimación de nuestras propias identidades. Ahora más que nunca, es crucial que los judíos de la diáspora se pongan de pie y apoyen a Israel, porque apoyarlo es apoyar a nuestras propias comunidades judías.

Angel Mas es el presidente de ACOM, el principal grupo en España en la lucha contra el antisemitismo y a favor de las relaciones entre España e Israel, sobre la base de valores e intereses compartidos.

Original publicado en The Jerusalem Post: Importance of Jewish activism against antisemitism in diaspora



Source link

Request your prayer!