Noticias

Israel prohíbe viajar a EEUU y Canadá por las altas tasas de infección por COVID-19


Agencia AJN.- El máximo responsable de la pandemia en Israel, el profesor Salman Zarka, advierte que podrían ser necesarias nuevas restricciones.

Israel registró el domingo más de 1.000 nuevos casos diarios de coronavirus, la cifra más alta desde octubre, según mostraron el lunes los datos del Ministerio de Salud, mientras que el máximo responsable del manejo de la pandemia, el profesor Salman Zarka, dijo que podría ser necesario imponer nuevas restricciones, por ejemplo a las reuniones sociales.

«Estamos detectando la circulación de Ómicron y, por lo tanto, tenemos que examinar las próximas medidas», dijo Zarka en su intervención ante una sesión conjunta de las comisiones de Salud y Constitución de la Knesset, el parlamento israelí. «Además de la vacunación de la población y el programa Magen Avot [para proteger a los ancianos en las residencias], tenemos que preparar medidas relativas a las reuniones sociales».

En la actualidad, Israel no tiene ningún límite para las concentraciones al aire libre, aunque si asisten más de 1.000 personas, el evento o el lugar de celebración tiene que funcionar con el sistema de pase verde, que sólo permite el acceso a quienes están totalmente vacunados, se han recuperado recientemente o se han sometido a un testeo. En lugares cerrados, los locales y las actividades deben funcionar bajo el sistema de Pase Verde ya con 50 participantes.

En los últimos días, el país ha registrado un importante aumento de la morbilidad, aunque la gran mayoría de los casos siguen siendo causados por la variante Delta y no por la Ómicron. El domingo se identificaron 1.004 nuevos portadores del virus, más del doble que una semana antes. La cifra marca el número más alto desde octubre.

En la semana del 12 al 18 de diciembre se registró una media de 694 nuevos casos al día. La semana anterior hubo 613, y la anterior 519.

Además, la tasa de reproducción (R) del coronavirus alcanzó el lunes 1,22, la más alta desde agosto. La tasa R representa el número de personas que cada portador del virus ha infectado de media y sólo refleja la situación de unos 10 días antes. Cuando la R se sitúa por encima de 1, se considera que la enfermedad se está propagando porque cada caso genera más de un caso. Cuando es inferior a 1, es señal de que el número de casos está disminuyendo.

Mientras tanto, la morbilidad grave se ha mantenido estable por ahora, y el número de pacientes graves se mantiene en torno a los 80 desde hace varios días.

Como las autoridades advirtieron que las cifras de morbilidad general y grave probablemente aumentarán drásticamente en la próxima semana, están tratando de aprovechar el tiempo antes de que ocurra para promover la vacunación con la esperanza de frenar la tendencia.

El lunes, el primer ministro Naftali Bennett se reunió con la ministra de Educación, Yifat Shasha Biton, para hablar de la campaña de vacunación en las escuelas, ya que la campaña para inocular a los niños de 5 a 11 años avanza lentamente, con menos de 150.000 niños vacunados de una población elegible de más de un millón.

Actualmente, el Ministerio de Salud organizó alrededor de 50 puestos de vacunación para visitar las escuelas, pero el ministro de Salud, Nitzan Horowitz, dijo que el número aumentará a 500 en los próximos días.

«En las próximas semanas, la principal misión nacional del Estado de Israel, del Gobierno de Israel y del sistema educativo es vacunar y proteger rápidamente a los niños de Israel antes de que llegue la parte principal de la ola Ómicron», dijo Bennett.

«Espero que todos los directores de distrito, inspectores, directores y profesores comprendan que en las próximas dos semanas, ésta es la misión suprema, por encima de todas las demás», añadió.

En el pasado, Shasha Biton había expresado su escepticismo con respecto a la vacunación de los niños en las escuelas, pero en los últimos tiempos lo ha aceptado.

«Cuanto más personal médico haya, más se podrá extender la campaña de vacunación a todo el sistema en poco tiempo y aumentará el número de vacunadores», dijo. «Hay que recordar: la campaña depende de dos factores: el consentimiento de los padres y la disponibilidad de personal médico que proporciona el Ministerio de Salud».





Source link

Request your prayer!