Noticias

Israel planea la eliminación de ciertas restricciones económicas en Gaza para mantener la calma en el enclave



MADRID, 26 Dic. (EUROPA PRESS) –

El Gobierno israelí estaría planeando la eliminación de una serie de restricciones sobre el enclave palestino de la Franja de Gaza para preservar la estabilidad lograda tras el fin del último conflicto entre el Ejército israelí y las milicias palestinas el pasado verano, según informan fuentes del periódico israelí ‘Haaretz’.

Fuentes del Ministerio de Defensa israelí, consultadas por el medio, entienden que la mejor forma de hacerlo pasa por la vía económica. Últimas decisiones como el incremento de la cantidad de tráfico transfronterizo en el cruce de Kerem Shalom, así como la concesión de nuevos permisos de trabajo a gazacíes para ganar su salario en Israel obedecen a este objetivo.

Asimismo, el Gobierno israelí también está considerando otorgar permisos para que los habitantes de Gaza puedan rezar en la mezquita de Al Aqsa en Jerusalén, siempre y cuando el servicio de seguridad interior israelí, el Shin Bet, apruebe que los candidatos al permiso no están relacionados con “actividades terroristas”.

Fuentes de seguridad han confirmado que este plan se está preparando sin colaboración alguna con el movimiento islamista palestino Hamás, dominador del enclave, a quien esperan poner entre la espada y la pared una vez que los gazacíes que trabajan en Israel comiencen a experimentar los beneficios que conllevan los salarios más altos que recibirán allí.

“A ver cómo explica Hamás ahora a más de 10.000 comerciantes y trabajadores que es importante calentar la situación de seguridad”, ha esgrimido una de las fuentes consultadas por el diario.

Los combates en Gaza, que se extendieron durante once días, se saldaron con la muerte de más de 250 palestinos y de doce personas en Israel, entre ellas una mujer india y dos filipinos, así como más de 20 palestinos muertos a manos de las fuerzas de seguridad israelíes en Cisjordania.

Unas 2.000 viviendas fueron destruidas y otras 22.000 sufrieron daños, por lo que decenas de miles de palestinos tuvieron que abandonar sus hogares. Al menos cuatro edificios de gran altura quedaron destruidos y fueron atacadas 74 estructuras públicas.



Source link

Request your prayer!