Noticias

Hamás pide a Justin Bieber que cancele su concierto en Israel


Agencia AJN.- La pareja israelí que había sido arrestada en Turquía regresó a su país tras ocho días de angustia. A su llegada a Israel expresaron: «Fue un milagro de Janucá, estuvimos allí ocho días y ocho noches. Quiero agradecer al creador. Las oraciones que rece me ayudaron».

Natali, la mujer, agradeció los esfuerzos realizados a fin de hacerlos regresar a su país: «Gracias a sus lágrimas regresamos a nuestros hijos, familias y vecinos. Quiero volver a trabajar. Gracias a todo el pueblo de Israel».

El anuncio de la liberación de la pareja israelí llegó a la prensa de ese país luego de que el primer ministro, Naftali Bennet, y el canciller, Yair Lapid, lo dieran a conocer a medianoche. A esas horas, en un avión privado partían rumbo Tel Aviv.

Mordi y Natali Oknin, choferes de transporte público, fueron arrestados el miércoles pasado en Estambul luego de que tomaran una fotografía al palacio presidencial desde donde dirige el país Tayyip Recep Erdogan. Previamente se había informado que serían llevados a la justicia de ese país y se creía que serían expulsados inmediatamente.

n1419792

Foto: Captura de pantalla canal 13 de Israel.

El abogado de la familia, Nir Islovitz, expresó en su momento: «Pido a todas las autoridades relevantes en el Estado de Israel que hagan todo lo que esté a su alcance para que estos ciudadanos israelíes regresen al país. Yo haré lo posible para asegurar el retorno de Mordi y Natali».

Ambos israelíes, quienes se desempeñan como choferes de omnibús de una importante compañía de transporte público y de 40 años de edad, fotografiaron el palacio presidencial desde una torre de observación y despertaron las sospechas del personal de seguridad que se comunicó con la policía.

Según informó el canal 12 israelí, los acusados desconocían que se fotografiar el recinto oficial constituía un delito.

Ambos viajaron de paseo a Turquía y se hospedaron en el hotel Elite en Plaza Taksim, en la ciudad de Estambul. Durante un recorrido por el lado asiático de la ciudad, a través del Bósforo, en un mirador desde la Torre de Comunicaciones en la colina Chamelija, el guía local dirigió su atención al palacio construido por el presidente Erdogan cerca de una gran mezquita.

La mujer israelí, impresionada por la belleza del palacio, tomó su teléfono y fotografió el recinto presidencial, por lo que el personal de seguridad pidió revisar el célular y llamó a la Policía.

Los tres, los israelíes y el guía, fueron arrestados por fotografiar un sitio oficial y fueron derivados a interrogatorio. Desde ese momento, los turistas perdieron el contacto con sus familiares en Israel y no tomaron el vuelo que tenían programado para su regreso.

El mes pasado los medios de comunicación turcos informaron sobre la detención de un grupo compuesto por 15 personas que espiaban para el Mossad, divididas en cinco células. Incluso la prensa publicó los rostros de algunos de los detenidos.

Según los informes, los «agentes» son ciudadanos turcos y extranjeros, todos de origen árabe, que recibieron dinero para sus tareas de espionaje.

El diario Sabah publicó las imágenes de todos los implicados, todos ellos de origen árabe y trabajan, según el reporte, con un contacto del Mossad que les daba instrucciones desde Alemania. Quien encabezaba el presunto grupo de agentes del Mossad en Turquía era un hombre al que el períodico dio a conocer como A.B y que era el encargado de mediar y distribuir los fondos entregados a los operativos.

En un comunicado de prensa, la inteligencia de Ankara anunció que un agente llamado «Mas» que trabajó en una compañía de asesoramiento a estudiantes en Estambul, dijo que miembros del Mossad contactaron con el en diciembre de 2018. «Les di información sobre estudiantes palestinos y asociaciones. Querían que nos encontráramos cara a cara en 2021», fue citado en la misiva.

NEW1_autoOrient_i

La pareja en Turquía.

«No tenía visa, y ellos se encargaron de la misma en solo una hora. Un agente de nombre AZ me recibió en el aeropuerto de Zurich y fuimos a un hotel para mantener allí una reunión. Recibí dos mil euros y les di toda la información. Me enseñaron a enviar mensajes cifrados», contó.

Ayer funcionarios turcos expresaron en diálogo con la radio nacional de Israel (KAN) «decepción» porque Jerusalén no respondiera a los llamados para mejorar las relaciones entre ambos países. «Hace falta dos para el tango, y por el momento Israel se niega a bailar», añadieron.

El presidente Erdogan y funcionarios de Ankara no acusan a Israel, ni tampoco realizaron amenazas hasta el momento. Turquía tampoco convocó a reunión de urgencia a ningún diplomático del Estado hebreo hasta el momento.

Por ende, es posible que el gobierno de Erdogan esté enviando una señal a Israel para que comience a tratar a Turquía de manera diferente, advirtiendo del fin de un «alto el fuego» entre las partes.

También palestinos que viven en Turquía empezaron a «desparecer» desde el pasado mes. Se trata de ciudadanos de Cisjordania y Gaza, que fueron a vivir o a estudiar, algunos con sus familias. Uno de ellos es un miembros del brazo militar de Hamás que fue liberado de prisión israelí en 2016, tras haber cumplido una condena de 14 años.

El diario turco Sabah informó este jueves que los servicios secretos de ese país desbarataron una red de espionaje del Mossad (el servicio de inteligencia israelí) que operaba en ese territorio para espiar a activistas opositores a Israel.





Source link

Request your prayer!