Noticias

Estados Unidos revisa la investigación de la ONU y Etiopía sobre el caos de Tigray


Agencia AJN.- El Departamento de Comercio de Estados Unidos anunció este miércoles que añadió dos compañías israelíes a la lista de corporaciones que dañan los intereses de Washington. Las firmas son NSO Group y Candiru, ambas dedicadas a la venta de software espía cibernético.

La compañía israelí se sumó así junto a firmas similares de Rusia y Singapur.

Esta semana el primer ministro israelí Naftali Bennett se reunió al margen de la conferencia climática en Glasgow con el presidente francés Emanuel Macron. Una fuente política señaló que el mandatario israelí se refirió en la reunión al caso NSO, en el que, según informes, se utilizó software espía de la empresa israelí para seguir a altos funcionarios en Francia.

nsojpg

Dos meses atrás la prensa gala había informado que teléfonos célulares de cinco ministros franceses habían sido hackeados por el software Pegasus, de NGO, entre 2019 y 2020. Según el reporte, investigaciones realizadas por servicios especiales del país europeo tras el escándalo condujeron a la identificación de «presencia de rastros sospechosos» en los dispositivos de los funcionarios.

Con la exposición del caso, el Washington Post informó que el presidente Macron estaba en la lista de objetivos, y junto a él, 15 ministros de gobierno.

En julio la fiscalía de París anunció que estaba desarrollando una investigación formal a raíz de los informes últimos que el software Pegasus de la firma israelí se había utilizado para espiar a políticos, periodistas y activistas de derechos humanos.

La apertura de la investigación fue posible tras una denuncia de un medio de comunicación local, según la cual, los servicios de inteligencia de Marruecos habían instalado el software en los teléfonos de dos de sus periodistas.

07f70c8a-80c4-4f39-b59b-f7ce60015b3f

Pegasus permite hackear teléfonos iPhone y Android y así extraer mensajes, fotos, correos electrónicos y las llamadas. Además, el software posibilita activar el micrófono del célular, sin que su propietario se dé cuenta.

La investigación, de 17 medios de prensa de todo el mundo, fue publicado a raíz de la filtración de más de 50 mil números de teléfono de «objetivos», personas a las que los clientes de NGO estaban interesadas en espiar. Entre quienes figuraban en las listas se encontraban: una periodista de México que fue asesinada y personas del entorno del periodista saudí, Yamal Jashogyi, quien también corrió el mismo destino que su colega.





Source link

Request your prayer!