Noticias

Empresas chinas mostraron interés en tecnología israelí aplicada a la industria de la construcción


Agencia AJN.- Mekorot, la compañía nacional de agua de Israel, se ha estado sumergiendo en el sector tecnológico, desarrollando innovaciones que podrían aplicarse a múltiples sectores en Israel y el mundo.

Mekorot, que ha estado operando en el país desde 1937, comenzó a invertir fuertemente en tecnologías innovadoras en marzo de 2018, cuando la Knesset (parlamento) aprobó una iniciativa que permite a empresas subsidiadas por el gobierno israelí a hacerlo.

Mekorot, que cotiza en la Bolsa de Valores de Tel Aviv, es una empresa gubernamental que opera bajo el Ministerio de Infraestructura, Energía y Recursos Hídricos, así como el Ministerio de Finanzas, proporcionando el 80% del agua potable en Israel y el 70% del consumo total de agua en el país.

También es líder mundial en big data, gestión de energía, calidad del agua y protección cibernética con desarrollos innovadores que funcionan bien y han demostrado su eficacia.

Las tecnologías de Mekorot mejoran la calidad de la producción de agua y su consumo y brindan una gran cantidad de beneficios a la economía israelí, al tiempo que reducen el costo de vida. También podrían mejorar en gran medida los sectores de consumo de energía, big data y ciberseguridad en todo el mundo, entre otros ejemplos.

Como parte de la “revolución digital y tecnológica” de Mekorot, como la denominó el gerente general de Innovación y Empresas de Mekorot, David “Dudi” Balsar, la compañía nacional de agua ha estado invirtiendo en nuevas empresas para desarrollar tecnologías patentadas junto con Mekorot que mejorará aún más los sectores antes mencionados, desde la fibra óptica hasta la desalinización de agua, el despliegue de cloro, la ciberseguridad y la gestión de big data.

Dentro de estos acuerdos, Mekorot compra hasta el 20% de cada una de las empresas de nueva creación con las que se asocian, lo que le otorga a Mekorot un asiento en la junta como socio, y trabajan codo con codo para impulsar las nuevas tecnologías.

“Nuestra filosofía de inversión es bastante única”, explicó Balsar. “El agua es una industria muy tradicional, por lo que las tecnologías del agua requieren ciclos largos para adoptar en escala, como 10 años, 12 años, 15 años. Entonces, lo que decidimos hacer en nuestra filosofía de inversión es aprovechar otras industrias y otras tecnologías probadas de otros dominios e integrarlas en el agua”, afirmó, según publicó Jerusalem Post.





Source link

Request your prayer!