Noticias

El endurecimiento de los controles fronterizos ha impedido que Omicron se propague en Israel


Agencia AJN.- El primer ministro, Naftali Bennett, defendió la decisión de su gobierno de endurecer las restricciones aeroportuarias, afirmando que la prohibición de entrada a los no ciudadanos y el aumento de la cuarentena para los viajeros que llegan al país, que se prolongó la semana pasada hasta el 22 de diciembre, han impedido que la variante del coronavirus Omicron se extienda por todo el país.

«Hace dos semanas decidimos endurecer las restricciones a la entrada en el país, y hubo quien dijo que íbamos demasiado lejos, pero ahora vemos que no íbamos demasiado lejos en absoluto», dijo al inaugurar la reunión semanal del gabinete en Jerusalén. «La Omicron [variante] es realmente preocupante. Europa entra en la temporada de vacaciones con importantes restricciones y cierres en algunos países».

Bennett dijo que gracias a la prohibición de entrada y a las normas de cuarentena más estrictas para los viajeros que llegan, Israel ha podido prescindir de esas medidas.

«Sabemos que la variante Omicron ha entrado en Israel, pero por el momento, tras las medidas que hemos tomado, las cifras son bajas. La situación en Israel es significativamente mejor que en la mayor parte del mundo, pero no es difícil entender que si se abre el aeropuerto Ben Gurion, las cifras se dispararán», dijo.

En medio de la aparición de la variante Omicron COVID-19 a finales del mes pasado, el gobierno tomó las medidas trascendentales de cerrar sus fronteras a los extranjeros durante dos semanas. El jueves por la noche, Bennett ordenó que la directiva se prolongara diez días más.

Al explicar la decisión el domingo, Bennett dijo: «Queremos retrasar la entrada [de Omicron] en el país a través de las restricciones en el aeropuerto Ben Gurion, y al mismo tiempo aprovechar estos preciosos días para aumentar la inmunidad de todos. No estamos suficientemente protegidos en este momento».

Dado que Israel ha ampliado su campaña de vacunación a los niños de 5 a 11 años a principios de este mes, el Ministerio de Sanidad dijo el domingo que unos 111.000 niños de ese grupo de edad han sido vacunados con al menos una inyección.

Instando a los padres a vacunar a sus hijos, Bennett advirtió el domingo que los niños pueden verse afectados por la variante Omicron.

«Esta misma semana, en Inglaterra, dos estudiantes de secundaria han muerto a causa de Omicron; uno no estaba vacunado en absoluto y el otro estaba parcialmente vacunado», dijo Bennett, refiriéndose aparentemente a los casos de Harry Towers, de 15 años, y Mohamed Habib, de 14, de los que se informó esta semana en Gran Bretaña. Sin embargo, los dos contrajeron el virus antes de que se detectara la variante Omicron en el Reino Unido.

«En Israel también se está perjudicando a los niños», añadió. «La forma de protegerlos es vacunarlos. No pierdan un momento, llévenlos hoy a vacunarse».

Bennett dijo que, para aumentar las tasas de vacunación, especialmente entre los niños, el Ministerio de Sanidad, junto con el Ministerio de Educación, comenzaría el domingo a administrar las vacunas en las escuelas de todo el país. Cincuenta escuelas participarán en el programa piloto el domingo, y se añadirán más a lo largo de la semana.

Haciéndose eco de los comentarios realizados la semana pasada por el ministro de Sanidad, Nitzan Horowitz, Bennett también dijo que Israel se estaba «preparando para la necesidad» de administrar la cuarta vacuna en el nuevo año, empezando por los inmunodeprimidos.

Los comentarios se produjeron cuando los nuevos casos de Omicron verificados el sábado elevaron a 55 el número de infecciones confirmadas por la variante en Israel.

Según el Ministerio de Sanidad, 36 casos de Omicron corresponden a personas que regresan de Sudáfrica, Inglaterra, Francia, Estados Unidos, Emiratos Árabes Unidos, Bielorrusia, Hungría, Italia y Namibia. Dijo que 11 personas se infectaron tras la exposición a viajeros procedentes de Sudáfrica e Inglaterra, mientras que ocho casos fueron el resultado de la propagación comunitaria.

El ministerio dijo el sábado por la noche que 42 personas infectadas con Omicron estaban «protegidas», lo que define como aquellas que recibieron una vacuna de refuerzo, o que recibieron las dos primeras dosis de la vacuna o se recuperaron de COVID-19 en los últimos seis meses. Los otros 13 casos fueron catalogados como «no protegidos».

El ministerio también dijo que estaba a la espera de los resultados de las pruebas de otros 51 casos en los que había una «alta sospecha» de Omicron.

Y en una primicia, el Ministerio de Sanidad anunció que había una persona hospitalizada en estado grave por Omicron: un hombre no vacunado. El ministerio dijo que era una de las 40 personas con Omicron que experimentaban síntomas de COVID-19. No se dieron detalles sobre el estado de vacunación de los demás casos sintomáticos.

Las últimas cifras del Ministerio de Sanidad indicaban que el sábado se confirmaron 223 infecciones por coronavirus en Israel, con un 0,63% de resultados positivos en las pruebas. El número de casos graves ha vuelto a superar los 100, días después de caer por debajo de esa marca por primera vez en cuatro meses.

El número de víctimas mortales se mantuvo en 8.210, sin que se produjeran víctimas mortales desde el pasado lunes.

Un total de 6.400.940 israelíes han recibido una primera vacuna contra el coronavirus, de los cuales 5.789.014 han recibido también una segunda inyección y 4.120.329 han recibido una tercera.





Source link

Request your prayer!