Noticias

El ejército israelí invertirá mil millones de NIS mientras se prepara para una posible guerra en el Líbano y en Siria


Agencia AJN.- Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) están dispuestas a invertir unos 1.000 millones de shekels (NIS) en simulacros de entrenamiento de combate y ejercicios para las unidades de reserva en 2022, ya que este mes comenzaron los preparativos para una operación contra Hezbolá y las milicias proiraníes con base en Líbano y Siria.

Según informes extranjeros, Israel ha intensificado su participación militar en Siria, con informes sirios que atribuyen constantemente a Israel los ataques aéreos sobre el país, el último de los cuales se produjo el lunes, cuando las FDI supuestamente atacaron un edificio vacío en Damasco.

El último ataque se produjo poco más de una semana después de que dos soldados sirios resultaran heridos y se produjeran daños materiales por un presunto ataque aéreo israelí dirigido a lugares de la costa de Siria y del centro del país.

Los últimos ataques en Siria iban dirigidos a las milicias proiraníes y a la infraestructura del CGRI repartida por todo el país, así como a Midhat al-Saleh, un sirio que estuvo en prisión por actividades terroristas y que fue asesinado por un francotirador israelí en octubre, según informes extranjeros.

Saleh estaba involucrado en la planificación de un futuro ataque terrorista dirigido a Israel, según fuentes israelíes.

Israel está monitoreando la situación del régimen de Bashar Assad, que está en proceso de ganar legitimidad, dijeron fuentes israelíes.

El proceso -que incluye la apertura de embajadas extranjeras en Siria; conversaciones con Jordania y los Emiratos Árabes Unidos (EAU); el respaldo ruso a Assad; y la evacuación del país de un alto oficial de la IRGC en coordinación con Irán- no es un cambio repentino de estrategia sino un enfoque lento y metódico para legitimar a Assad y su régimen, evaluó el establishment de defensa de Israel.

Al parecer, Israel también ha notado un cambio de estrategia dentro de Hezbolá en su enfoque de las relaciones internacionales y la diplomacia.

El nuevo enfoque, que contrasta con la posición del secretario general de Hezbolá, Hassan Nasrallah, pide una relación más abierta con Occidente y que se suavicen las restricciones ideológicas al pueblo libanés de todas las religiones, incluidos los musulmanes chiíes y los cristianos del país.

Nasrallah aún no comentó públicamente el asunto, ya que Líbano se encuentra sumido en profundas crisis en todo el país, con disturbios por la investigación de la explosión del puerto de Beirut en agosto de 2020, la formación de un nuevo gobierno y una enorme crisis energética que incluye cortes regulares de electricidad.

El Mando Norte de las FDI, dirigido por el General de División Amir Baram, completó una ronda de ejercicios de división que comenzó en octubre. Los ejercicios incluyeron el entrenamiento en escenarios de combate utilizando el despliegue de las fuerzas de reserva junto con los soldados del servicio regular en tierra, aire y mar, combinando el uso de simulacros, inteligencia cibernética y drones militares, utilizados tanto para el combate como para el transporte de carga.

Uno de los escenarios de combate practicados por las unidades de reserva del Mando Norte simulaba el lanzamiento de cohetes procedentes del Norte y los daños causados a los sistemas tecnológicos de las FDI.

El nuevo presupuesto de las FDI aumentará sustancialmente el número de ejercicios de las divisiones, con 20 ejercicios previstos para 2022, frente a los 13 de 2021 y los tres de 2020.





Source link

Request your prayer!