Noticias

Científicos israelíes documentaron la estrella más antigua jamás vista, a 13 mil millones de años luz


Agencia AJN.- Los sistemas de radar, que sustituirán a los obsoletos de fabricación soviética que el ejército checo recibió en 1991, forman parte de un acuerdo firmado en diciembre de 2019 por los dos ministerios de defensa. El primer sistema se entregó a finales de febrero y los demás se entregarán a lo largo del año, llegando el último a principios de 2023.

El MMR operacional y probado en combate que se integra con los sistemas de la OTAN es el radar de los sistemas de armas de defensa antimisiles Iron Dome, David’s Sling y Barak de IAI (la fuerza aérea israelí) con base en tierra. Se vendieron unos 150 sistemas de este tipo a clientes de todo el mundo.

Según los informes, los sistemas de radar se integrarán en los sistemas de alerta temprana de la Defensa Integrada Antiaérea y Antimisiles de la OTAN, proporcionando una cobertura de radar continua a baja altura.

El MMR puede detectar, clasificar, vigilar e interceptar simultáneamente múltiples proyectiles aéreos a una altitud de 100 a 3.000 metros y cubrir una amplia zona de unos 250 kilómetros.

Además, puede proporcionar defensa contra aeronaves, vehículos aéreos no tripulados y aviones no tripulados, así como artillería contra otros proyectiles hostiles y puede identificar la ubicación de lanzamientos de cohetes, artillería enemiga y morteros mientras «localiza tanto el lanzamiento como la posición de impacto esperada, y controla la interceptación de misiles lanzados contra estas amenazas», dijo la IAI en un comunicado.

«Gracias a las avanzadas capacidades de rastreo del sistema, el radar proporciona un conocimiento de la situación que es preciso y confiable, e incluye la detección e identificación de objetivos de baja firma», asegura el comunicado.

Como parte del acuerdo, Israel transferirá tecnología punta y conocimientos técnicos, y el 30% del valor del contrato procederá de industrias checas que participarán en varias áreas del programa, como el diseño, la fabricación, el montaje, la integración, las pruebas y el mantenimiento de por vida de los sistemas.

Algunos componentes de seguridad se fabricarán localmente, incluidos los módulos de radar de nitruro de galio (GaN) avanzados y los subsistemas auxiliares como camiones y redes de camuflaje.

Al igual que el resto de Europa, República Checa está modernizando su ejército para hacer frente a la agresión rusa y a futuras amenazas.

En junio de 2018 República Checa anunció que enviaría un nuevo agregado para las industrias de defensa a Tel Aviv a cargo de la investigación, el desarrollo y las compras en el ministerio de defensa. Luego, en 2019, el entonces ministro de Defensa checo, Martin Stropnicky, dijo que Praga gastaría unos 7.100 millones de dólares en los próximos 10 años para actualizar las fuerzas armadas del país.

«A pesar de los desafíos de los últimos dos años durante la pandemia de coronavirus, los equipos del proyecto, tanto en Israel como en República Checa, fueron capaces de cooperar con éxito mientras se mantenían comprometidos con el objetivo de la producción conjunta», dijo Yoav Tourgeman, VP de IAI y CEO de ELTA.

«El avanzado radar que ahora se entregó a la República Checa es capaz de identificar y clasificar simultáneamente cientos de objetivos, y realizar la identificación de plataformas no tripuladas, misiles, cohetes y otras nuevas amenazas en la zona de operaciones», dijo Tourgeman, y agregó: «Creemos que la capacidad de integración del sistema con los sistemas de la OTAN dará lugar a una nueva era de operaciones para el Ministerio de Defensa checo».

Tras el acuerdo con República Checa para la compra del sistema de radar, Eslovaquia también firmó un acuerdo para mejorar sus sistemas de defensa aérea.





Source link

Request your prayer!