Noticias

Arranca en Israel el proceso por difamación contra Ehud Olmert tras una demanda de la familia Netanyahu



El ex primer ministro tildó de “enfermos mentales” a Netanyahu, su esposa y su hijo mayor

MADRID, 10 Ene. (EUROPA PRESS) –

Un tribunal de Israel ha abierto este lunes el proceso por difamación contra el ex primer ministro Ehud Olmert tras una denuncia presentada por la familia de su sucesor, Benjamin Netanyahu, por tildar a la esposa y al hijo de este último de “enfermos mentales” en varias entrevistas.

Durante la vista han estado presentes tanto Netanyahu como Olmert, así como Sara y Yair Netanyahu, si bien se ha saldado sin un acuerdo para solucionar la demanda, como ha pedido el juez, según ha recogido el diario ‘The Times of Israel’.

La denuncia fue presentada en mayo de 2021 por la familia Netanyahu, que reclama el pago de 837.000 shekels (unos 237.000 euros) en daños por los “obsesivos esfuerzos (de Olmert) para “dañar el buen nombre” de la familia del entonces primer ministro, algo que achacan a “envidia y frustración profunda”.

Olmert ha explicado durante la vista que “siguió las acciones” y “escuchó grabaciones” de la familia Netanyahu por parte de “expertos” y personas vinculados con ellos y ha agregado que “les conoce bien”. “Me describieron comportamientos vistos en general como anormales y de locos”, ha añadido.

En sendas entrevistas en 2021, Olmert dijo que “lo que es irreparable es la enfermedad mental del primer ministro, su esposa y su hijo”, en referencia a Yair. “Necesitan tratamiento psiquiátrico”, afirmó. Tras la demanda, Olmert afirmó que estaba “entretenido por esta banda de locos”.

En respuesta, el abogado de Netanyahu, Yossi Cohen, ha dicho “no entender cómo un hombre puede escribir tranquilamente que Sara Netanyahu estaba en un centro de tratamiento”. “No tenemos nada contra Olmert, ha vivido situaciones difíciles”, ha subrayado.

Olmert cumplió una condena de cárcel tras ser declarado culpable de corrupción cuando fue alcalde de Jerusalén, antes de acceder al cargo de primer ministro. El propio Netanyahu está siendo juzgado por presuntos actos de corrupción durante su mandato.

Durante la vista, el juez ha lamentado que “un asunto doloroso como la enfermedad mental se convierta en un circo” y ha sugerido a Olmert que “diga públicamente que sus comentarios fueron una opinión, que no sabe si son verdad o no y que no cree que este sea un asunto a examinar por un tribunal”.

De esta forma, ha hecho hincapié en que “ambas partes deben tener un interés en no convertir esto en un circo”. “Teniendo en cuenta la identidad de las partes, sin importar en cuánto insistamos en que es un asunto legal, se convertirá en un circo”, ha zanjado.



Source link

Request your prayer!